19/11/09

PC contra Mac



Coincidiréis conmigo que, en general, nos gusta que nuestras creencias sean coherentes con nuestras acciones, que nos incomoda mantener al mismo tiempo dos pensamientos contradictorios, y que, por tanto, tratamos de aparecer ante los demás (y ante a nosotros mismos) como gente racional que actúa de acuerdo al sentido común. Si mantenemos comportamientos que se oponen a nuestras actitudes, opiniones contradictorias, o realizamos acciones que nos hacen parecer inconsistentes,  irracionales, o poco fiables, no tardamos en justificarnos recurriendo, si es necesario, a argumentaciones absurdas.

Siempre he creído que tal era el caso de los usuarios de Mac, que justifican con más vehemencia que argumentación su adhesión incondicional hacia ordenadores tan caros: “No se te cuelga, el sistema operativo es más sólido..., no hay virus… es cuando lo tocas, cuando lo utilizas, es…” Y a uno se le ocurre que esa devoción, acompañada habitualmente de un odio visceral hacia los PCs, mucho más baratos y con prestaciones similares, es uno de esos trucos que la mente tiende a jugarle a quien acaba de pagar una fortuna por algo. ¡La única opción aceptable es que el desembolso haya valido la pena!

Recientemente, en uno de esos momentos de debilidad que todos tenemos, dejé que un amigo me convenciese para encargar por Internet un Mac que acabó costándome una pasta. Y os digo que, nada más apretar la tecla de compra, sentí como se revelaba ante mí una verdad absoluta. ¡Qué tozudez la mía, todos estos años, negando la evidente superioridad de los Mac! Pero ya estaba todo arreglado, mi Mac llegaría a los pocos días y por fin tendría en mi poder la perfección hecha ordenador. Desde entonces miro con complicidad al resto de usuarios de Mac, aborrezco todo lo que huela a clónico, me irrita el Windows, me soliviantan los parches, los antivirus y las actualizaciones. Y tengo muy buenas razones para sentirme de este modo. Razones que he de pensar un poco, porque todavía no logro explicar.

8 comentarios:

Xian dijo...

Qué envidia!!!! Llevo meses planeando la manera de hacerme con uno. Al final, creo que le mandaré una entrañable carta a Papa Noel diciéndole lo bueno que fui este año... :)

Max Vento dijo...

¡JA, ja, ja! Yo creo que si te has portado bien puede que te caiga alguno... y serás bienvenido a la secta.

Anónimo dijo...

Algo tendrá el agua cuando la bendicen... no hay color y yo, aunque en propiedad solo lo tengo anyo y medio lo llevo usando en el trabajo un huevo...y despues de anyos viendo sólo Mac ( ahora mismo te estoy escribiendo desde un I Mac con un pantallón que asusta!), como te dije, cuando pillas un PC te da agonía...incluso los PCs fashion rollo el Vaio y eso dan aún más gena por "wannabes" sin conseguirlo jejeje!! Ya ni siquiera por los menus y tal, las páginas web, blogs etc se ven de otra manera...cuando veo mi blog desde un PC me da puto asco!! Estoy por prohibir la entrada a los no usuarios MAC!!! ;-)

Jota

Max Vento dijo...

Cierto, cierto

Max Vento dijo...

Por cierto, me dicen en un correo que yo soy un switcher. Es decir un tipo que cambia de PC a Mac.

loreazaharra dijo...

no sera pa tanto, lo del mac, es cierto que para diseño gráfico le da cien mil vueltas al pc?

Max Vento dijo...

Mejor sí que está, desde luego. Lo de mil vueltas ya no estoy tan seguro. Uno ha de valorar si la diferencia de precio merece la pena...

FragaComics dijo...

Bienvenido al club, Max!