31/5/08

¡Críticas a Actor Aspirante! (6)

Esta reseña apareció en Planeta Xian el 17 de Abril.

La vida antes del estrellato

Si sois un poco perspicaces, os habréis dado cuenta de que he añadido algunos enlaces en la sección Otros Planetas. Todos están dedicados al mundo del cómic, así que supongo que la mayor parte de ellos se quedarán de adorno, pero os recomiendo que, si tenéis tiempo, sobrevoléis algunos con vuestras naves, sobre todos los dedicados a los autores.

En éste sentido, la última incorporación ha sido la de un joven dibujante valenciano que le da a eso del lápiz a unos cuantos miles de kilómetros de distancia. De hecho, él vive en St. Louis, donde trabaja como profesor. Se llama Max Vento y recientemente, ha publicado un trabajo en la editorial Dolmen: Se titula Actor aspirante.



Él la describe como "una tragicomedia costumbrista", aunque yo creo que esta definición podría llevar a errores al que no la haya leído y no le hace justicia. Actor aspirante narra la historia de Pablo, un joven actor que vive entre los castings que nunca supera y su empleo en un restaurante de comida rápida. Su vida es un pequeño desastre. Rompe con su novia, su nuevo compañero de piso es un tanto repulsivo y su mejor amigo es un brasas. Ante tal panorama, os podréis imaginar el estado en el que se encuentra el cerebro del amigo: a punto de reventar.

A mí es una obra que, cuanto más la leo, más me gusta. Refleja sin contemplaciones a una generación joven pero que no está empezando, llena de dudas, lo que da lugar a momentos muy divertidos y a otros que invitan a reflexionar. Su atmósfera me recuerda a la serie Siete vidas de las primeras temporadas, no sé muy bien por qué. En fin, Vento es un joven autor al que conviene tener en cuenta y que, por suerte, forma ya parte de mi pequeña biblioteca.

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

Mudanza (1)

Ha llegado el momento de despedirme del que ha sido mi hogar los últimos tres años.


Retratos

Un amigo me pidió que retratara a sus hijos. No tengo mucha experiencia con los retratos pero a él le gustó el resultado. Espero que a vosotros también. (La trampa aquí es que no sabéis qué aspecto tienen.)


27/5/08

¡Críticas a Actor Aspirante! (5)

Esta reseña apareció en Flora y Fauna el lunes 11 de Febrero del presente año. Firma Francisco Naranjo.
Monólogos

Max Vento entrega un artefacto intrigante, armado a partes iguales de obviedades y de inteligencia, del confort de lo conocido y del vértigo del riesgo. Actor aspirante (primera entrega, parece, de un proyecto más amplio en torno a la vida y la carrera del protagonista) es un libro que sorprende por lo elaborado de un guión que bebe, sí, de la moda reciente del monólogo más o menos actoral, más o menos autoral, más o menos autobiográfico; una moda que nos ha dado muchos buenos momentos y un buen cargamento de televisión inane. Bebe también de una cierta veta cómica y costumbrista que pasa por Woody Allen y por Seinfield, y que en los tebeos anda muy diluida.

El libro de Max Vento se lee con gusto por lo que antes decía: un guión elaborado que funciona incluso, a veces, a pesar de algunos diálogos demasiado elaborados y de algún personaje en exceso caricaturesco (tan en exceso que se instala en lo meramente tópico: los compañeros de piso del protagonista). Un guión detrás del que se adivina mucho trabajo y mucha reflexión. Y que, pese a algún tropezón retórico, no pierde frescura por ello: un triunfo.

El libro de Max Vento, muy bien editado por Dolmen (aunque a mí, y esto es una apreciación subjetiva y hasta maniática, el papel no me gusta: prefiero el mate, creo que le va más; y prefiero, para este tipo de producto y ya que estamos sacando punta, la tapa blanda. Pero, ya digo: son manías), cuenta con una gráfica deudora de la línea clara en su vertiente más contemporánea y anglosajona, pero a mí me ha recordado mucho (hagan memoria) al Montesol de Cairo. Un estilo que a lo mejor pierde expresividad, pero que le proporciona al conjunto un look lustroso que engancha a la primera, me parece; un look que no engaña y que le va bien al tono de comedia costumbrista que se busca.

El libro de Max Vento, en fin, se lee bien, con gusto. No sorprende, pero tampoco decepciona. Y deja abiertas expectativas apetitosas para siguientes entregas, que no es poco.

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

25/5/08

Jessica Abel y Brian Bolland



Jessica Abel, brillante autora de La Perdida -entre otras obras- y una de las autoras más conocidas de la escena indy americana, tiene en su página web un tutorial sobre creación de cómics en el que no olvida casi nada:

La escritura del guión...


Los primeros bocetos...


El dibujo...


El entintado...


Aparte, es muy recomendable el apartado dedicado a materiales.
Además, si quieres saber qué es una novela gráfica según la autora, puedes leerte su mini cómic publicado en Artbomb.net.

Por otro lado, la página web de Brian Bolland muestra gran cantidad de material del autor británico, siendo especialmente interesante el apartado dedicado a los bocetos.

21/5/08

¡Críticas a Actor Aspirante! (4)

Subo otra reseña. Esta vez de la página web de la EITB (Radio y Televisión Vasca) en su programa Pompas de Papel. La firmó Txani Rodríguez el día dos de Febrero.

Poco o nada sabíamos de Max Vento: que es valenciano pero que está afincado en Estados Unidos y pare usted de contar. Este dibujante metió su trabajo en una carpeta y se lo mostró al editor de la línea Siurell de la editorial Dolmen en el Salón del Cómic de Barcelona. Imaginamos que lo normal es que este tipo de eventos, tan ajetreados, no sean el escenario óptimo para estas cuestiones, pero lo cierto es que Max Vento convenció. Esto para empezar ya es un mérito.

Recientemente se ha publicado en bitono la novela gráfica Actor aspirante. Los dibujos de Vento son efectivos y poco sofisticados. Y el guión, muy ágil, se basa en una estructura no lineal, fragmentada en capítulos, en la que se alternan varios saltos temporales. La historia nos relata los desdichados avatares de Pablo, un joven aspirante a actor, que va de prueba en prueba sin obtener ningún papelito que impulse su carrera de una vez por todas. Su manager, de quien no termina de estar muy satisfecho le encarga que escriba un monólogo para un nuevo casting: los elegidos se irán de gira. Pablo recibe el encargo entusiasmado; sin embargo, no consigue escribir ni una sola línea, al parecer, debido a las circunstancias poco favorables por las que atraviesa. Esas circunstancias pueden resumirse en que su novia le ha dejado, que debido a la estrechez económica debe compartir piso con otros inquilinos, digamos, bastante singulares y en que su trabajo en una hamburguesería tampoco le resulta demasiado edificante. Para escapar de esa situación, Pablo se refugia en fantasías de éxito y reconocimiento, en delirios de grandeza. Sueña con triunfar en el mundo de la interpretación para darle en las narices a las personas que no creen en él y, especialmente, a su ex novia. La vuelta a la realidad, como se imaginarán, le resulta muy dura a Pablo.

Actor aspirante nos ofrece además momentos cercanos a la comedia costumbrista muy divertidos. Es reseñable el elevadísimo nivel cultural de sus compañeros de hamburguesería, todos auténticos intelectuales, que mantienen unas inopinadas conversaciones. Hay otro personaje, Víctor, su cansino compañero de piso que cree haber escrito el ensayo definitivo sobre filosofía. Por supuesto, el libro no parece nada prometedor pero su carácter, tierno e inocente, termina por ganarse a sus compañeros y a los lectores.

Con todo, el humor, la tragicomedia, la credibilidad del protagonista-un tipo imperfecto, como cualquiera- convierten a Actor aspirante en un libro en el que muchos podremos vernos reflejados, al menos, por momentos. Y ya les adelantamos que tendremos la oportunidad de seguir acompañado a Pablo en nuevas pruebas y, quizás, en nuevas decepciones porque está prevista la publicación de nuevos capítulos de este joven con pretensiones. Veremos si las logra.

Txani Rodríguez


Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

Tintineando

A través de un comentario en La Cárcel de Papel he descubierto Tintín y el Arte Alfa de Yves Rodier, un pastiche que el autor canadiense realizó a partir del material que Hergé dejó antes de morir. Este Tintín apócrifo nunca recibió la autorización de la Fundación Hergé por lo que se ha movido fuera de los circuitos legales. A pesar del empeño de Rodier en seguir el método de trabajo de Hergé y ser lo más fiel posible a los bocetos originales, se nota la mano de un principiante de trazo inseguro -Yves Rodier apenas contaba con diecisiete años cuando acometió un proyecto que tardaría casi un lustro en terminar-. Esto no quita que la lectura sea placentera para cualquiera de los muchos Tintinófilos que pululamos por el mundo.

Pinchando aquí podemos descargar el álbum entero en español.

Posteriormente Rodier realizó otros pastiches de Tintín como Tintin, reporter pigiste au Vingtième Siècle o Un jour dans un aéroport, así como obras originales en solitario o en colaboración con otros autores. Su página web oficial está en construcción.

19/5/08

16/5/08

Más bocetos



Ayer tocaba St. Louis Drawing Club otra vez. Pongo dos dibujos que hice en mi libreta de apuntes en bolígrafo y acuarela el primero y rotuladores el segundo.

14/5/08

¡Críticas a Actor Aspirante! (3)

Esta reseña, firmada por Félix Pons, apareció en La Karnicería.



Actor Aspirante: Monólogo de mi vida desastrosa
Max Vento

La Cúpula
127 páginas / 15 euros
Novela gráfica del artista valenciano, pero afincado en EEUU, Max Vento que narra la triste vida de Pablo, un joven actor que no encuentra el rumbo de su vida, cansado ya de castings fallidos y del olor a fritanga de su otro curro en la hamburguesería Krazy Rat. Se siente desplazado, atrapado en una rutina que no le lleva a ningún sitio, como si fuera el extra en la película de su vida. La treintena se le acerca inmisericordemente y junto a él solo están los recuerdos de su novia que le dejó hace tiempo y unos compañeros de piso tan energúmenos como desaliñados. Cuando su representante le informa de un casting para monologistas, Pablo se aferrará a su último tren para salir del tedio que inunda su existencia.

La historia que se cuenta en Actor Aspirante es del todo cercana, el tono de la obra es tierno, nostálgico e irónico en muchos momentos. En sus viñetas encontramos las contradicciones del mundo adulto, los delírios de grandeza que se dotan algunos para no ver lo gris que es realmente la realidad. Además la estructura no lineal del relato, la fragmentación de la realidad, invita a estar pendiente de la historia en todo momento. A través de sus paginas nos encontramos un buen número de grandes personajes: como esos compañeros de curro tan ilustrados como versados en conversaciones y trifulcas culturales, su compañero de piso “Marmota” (¡algo esconde éste tipo!, ¡seguro!) o el cargante Rafael con su magnetismo pseudofilosófico. A fuerza de golpes, de corazones rotos, de patadas en el trasero, el protagonista de la novela gráfica se da cuenta que ha de dejarse de sueños inalcanzables, buscar una meta, luchar por ella pero sin dejar de tener los pies en el suelo.

Max Vento
muestra claramente su dominio de la narrrativa. Su estilo es de una línea clara, de trazo agradable y totalmente comunicativo. En sus viñetas se vislumbra el humor contemporáneo de Dupuy y Berberian (El señor Jean), la manera de transmitir sentimientos de Terry Moore (Strangers in paradise) y hasta algunas gotas del desparpajo iniciático de Sergio Córdoba y su maravillosa Freaks in love. En sus páginas Vento poco a poco deja de estar encorsetado en la clásica disposición de seis viñetas para lanzarse a mitad de álbum a experimentar con la composición, es allí donde se vuelve grande el libreto. Para terminar comentar que Actor Aspirante está concebida como una serie de cinco álbumes, que se pueden leer independintemente, que llevarán al personaje desde los castings de extras de éstos lares hasta la eterna Hollywood. Ya estoy esperando con impaciencia el segundo tomo.
Félix Pons

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

¡Críticas a Actor Aspirante! (2)

Sigo subiendo reseñas. Esta vez de La Cárcel de Papel


Aspirante

Publicado el 3 Febrero 2008
Siempre es de agradecer que un autor joven, en su debut, haga gala de ambición y ganas de comerse el mundo. Cualidades importantes, que si son combinadas además con calidad e inteligencia, obligan a ponerle a ese debutante la etiqueta de “seguimiento obligado” para el futuro. No es coincidencia habitual, pero todas estas condiciones se dan en Max Vento y su Actor aspirante, álbum que nace con la intención de ser el primer de una larga serie que cuente la historia de Pablo, un joven actor. Un primer volumen en el que Vento usa a su protagonista como paradigma de la actual situación de la juventud en España, incapaz de encontrar trabajo más allá de ocupaciones basura, condenada compartir vivienda para poder hacer frente a precios abusivos… Situaciones que por desgracia se han convertido ya en tópicos y que Vento traslada perfectamente en la frustración de este actor que ve como su vida se derrumba en lo sentimental, social y laboral. Trozos de realidad que el autor ensambla con originalidad, transformando las vivencias en parte del monólogo que prepara el protagonista para un casting, lo que permite un doble juego más que interesante, en el que narrador y protagonista se funden en continuo donde no sabremos nunca hasta dónde llega la realidad de los sentimientos y vivencias. Una teatralidad que permite al autor, además, un escenario perfecto para desarrollar una narrativa basada en diálogos/monólogos brillantes, permitiendo excusas perfectas para una composición visual simple, pero tremendamente efectiva.
En el debe de la obra quedan dos aspectos que, a mi entender, todavía no están limados: por un lado, la inclusión de personajes secundarios excesivamente tópicos y previsibles. Los nuevos compañeros de piso de Pablo son personajes más propios de una tebeo de humor y su exagerada caracterización (el filósofo frustrado, el aislado social…) rompe el ritmo de la obra. Es cierto que pueden justificarse dentro la teatralización del monólogo y como parte de humor a una obra que sería muy dura sin ellos, pero desbalancean completamente la narración. El segundo de los aspectos a cuidar es derivado de la elección de estilo gráfico. Vento opta por un estilo de trazo sencillo y limpio, deudor de autores como Andy Watson, pero al que le falta todavía una dosis importante de gestualidad. Al fundamentar la narración sobre los monólogos, una parte importante del resultado reside en la expresividad de los personajes, que de momento se muestra excesivamente limitada.
Dos problemas menores, que se resolverán con seguridad en futuras entregas y que no evitan disfrutar de este volumen y esperar con muchas ganas las siguientes entregas.
Alvaro Pons

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

12/5/08

Controversia con Zara

Las imágenes impresas en un nueva linea de camisetas de Zara son asombrosamente idénticas a los dibujos que Rocío Cañero, una joven ilustradora, publicó en una pequeña revista hace dos años. Cuando esta se puso en contacto con la firma de ropa, recibió una escandalosa contestación: "los dos diseños pueden coexistir pacíficamente."

En la página de la Cadena Ser se puede ver un reportaje al respecto y en el programa La Ventana, Gemma Nierga entrevista a Rocío Cañero. (Pincha en el icono para escucharla)




Paso a copiar el comunicado que ha aparecido en la página web de la Escuela Superior de Dibujo Profesional, de donde ella fue alumna:

Parecidos

ZARA PLAGIA ¿SÍ o NO?

El estilo de Rocío Cañero es inconfundible. Desde su ingreso en la Escuela en el año 1999, todos hemos visto su evolución artística y hemos admirado esos personajes tiernos y llenos de vida que llenaban sus ilustraciones.

Hoy Rocío es una consolidada profesional en el ámbito publicitario y mantiene su estilo que ha ido perfeccionando día a día.

Recientemente la marca ZARA ha sacado a la venta camisetas diseñadas con dibujos supuestamente originales de la empresa, con un estilo asombrosamente parecido al de Rocío que a todos nos hizo pensar que había sido ella la creadora.
¡Pues resulta que no! Ante el estupor de todos los que conocemos su trabajo, Rocío nos informa que ella no ha sido la encargada de ese trabajo y que, tras ponerse en contacto con ZARA para resolver un posible plagio, la respuesta de la multinacional fue la siguiente:

'Entendemos que la existencia de ciertos elementos comunes entre ambas gamas de dibujos le han llevado, erróneamente, a entender que sus derechos han podido ser vulnerados. Sin embargo, es irrebatible que, más allá de la existencia de ciertos nexos conceptuales que pudieran ser comunes, no existe ningún vínculo ni asociación creativa entre ambos dibujos, por lo cual, no cabe duda de que ambos deben poder coexistir pacificamente'

¿Ciertos elementos comunes?
¿Ciertos nexos conceptuales?
¿Que no existe ningún vínculo ni asociación creativa entre ambos dibujos?

Por favor, juzgad vosotros.

Personalmente, me cuesta creer que la directiva de una multinacional que factura miles de millones de Euros se haya marcado como estrategia ahorrarse unas pesetillas plagiando las ideas de dibujantes que están empezando. Esto huele - y es una percepción personal- a la obra de algún diseñador de la plantilla con poca imaginación y mucha cara dura. Por tanto, una vez descubierto el pastel, no entiendo por qué la firma no depura responsabilidades e indemniza a Rocío Cañero, que estaría encantada -según dice en la entrevista- de que Zara le comprase estos dibujos y dispuesta seguramente a colaborar en futuros proyectos. ¿Realmente es tanto problema para Zara comprar una serie de dibujos?


10/5/08

¡Críticas a Actor Aspirante! (1)


En próximas entradas pondré las reseñas que han ido apareciendo sobre Actor Aspirante. Espero que las leáis con interés.

En el periódico El Correo aparecía un pequeño resumen de la obra:
Actor Aspirante
La profesión de actor no es nada fácil. Días y días esperando a que suene el teléfono, trabajando en lo que sea para subsistir hasta que surge esa esperada oportunidad. En 'Actor aspirante' (Dolmen, 15 E) Max Vento narra las vicisitudes de un joven artista con ganas de comerse el mundo que pasa las horas sudando la gota gorda en una hamburguesería.

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.
En la página JAPI TBO también se resumía brevemente el argumento:

ACTOR ASPIRANTE. LA ODISEA COTIDIANA DE MAX VENTO.

ACTOR ASPIRANTE es otra de esas obras que nos presenta Dolmen, que ya está en las librerías y que se nos hace imprescindible. La odisea cotidiana de un aspirante a actor contada con mordacidad y con un pincel suelto y unos escenarios definidos y envolventes. Una obra que mezcla el cinismo y la ironía con los sueños y la esperanza.

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.

En Trazos en el Bloc se hacía un análisis detallado centrado sobretodo en los personajes :

CRÍTICA: ACTOR ASPIRANTE de Max Vento

Monólogos, de eso está hecha la vida de cada uno de nosotros, de interesantes o insustanciales monólogos, según bajo la óptica de quién se vean. Grandes monólogos y pequeños monólogos, pero monólogos al fin y al cabo, que realizamos consciente o inconscientemente a lo largo de nuestra existencia, preguntándonos y volviéndonos a preguntar sobre cómo nos trata la vida o cómo la tratamos a ella.


Con la amena, interesante y clarificadora lectura de Actor Aspirante, del joven artista valenciano Max Vento, publicado por Dolmen Editorial, vemos reunido en un sólo volumen otro fresco de lo que podría ser el día a día de cualquiera de nosotros, una vida llena de sueños y pesadillas, de ilusiones y fracasos, de relaciones y rupturas, de monotonías y divertimentos, en resumen, una historia más de nuestra cotidianidad, una historia más que el viento suele llevarse entre muchas otras, pero que son las verdaderas historias, las que conforman nuestra historia privada que, posiblemente, no sean importantes para la mayoría pero que nos hacen sentir importantes o míseros en un momento concreto, y que para nosotros pueden ser lo más importante que nos haya pasado en nuestra vida, sí la nuestra, porque en el fondo somos personas individualistas en medio de una vida en sociedad, nos relacionamos sí, pero siempre primamos, muchas veces egoístamente, nuestros intereses particulares frente a los colectivos.

Esta historia que nos cuenta Max Vento tiene a cuatro personajes, podemos decirlo así, que son los principales y catalizadores de este relato.

Pablo es el protagonista de esta historia particular y privada, entorno al cual giran el resto de los personajes, es uno más de los que aspiran a ser algo en esta vida, en este caso a ser un actor de éxito, pero que para llegar a ser algo en ese draconiano y leonino mundillo que es el de todo lo relacionado con el celuloide y la interpretacion, tiene que intentar superar multitud de barreras y obstáculos que no se lo van a poner fácil y, aunque él persevera, una y otra vez, no termina de ver la luz al final del túnel porque la ceguera que le produce su egocentrismo y narcisismo no le permite ver con claridad con dos dedos de frente, lo cual le va minando interiormente como actor y exteriormente en sus relaciones con los que le rodean, pero que es tal su ego que nunca llega a perder la esperanza de ser alguien dentro del séptimo arte.

Por tanto, durante este primer volumen (recordemos que están previstos más que narrarán la evolución de este personaje), Vento nos describe las dificultades que tiene Pablo para abrirse camino y conseguir aunque sean humildes papeles para cualquier tipo de representación o medio. Se pasa la vida de casting en casting recibiendo la gran mayoría de las veces, literales “patadas” o el consabido “ya le avisaremos”. Al mismo tiempo, Max nos cuenta las relaciones personales y vivencias que Pablo mantiene con el resto de los protagonistas de la obra. Su caótica relación sentimental con Marta, que provoca al final su ruptura con ella, y la consiguiente búsqueda de nuevos compañeros de piso para poder pagar el alquiler, ya que él malvive con lo que gana trabajando de dependiente en una hamburguesería.

Por lo tanto, Marta es, de la pareja, la que parece que tiene más asentados los pies sobre la tierra, exitosa en su trabajo donde no hace más que promocionar para enfado y envidia de Pablo. Y pronto se va dando cuenta de que su relación con Pablo, que más parece asiduo a tener en su cabeza constantemente un nido de pájaros, no funciona, por lo que será ella quien lo dejará plantado llegado el momento, dejando a éste compuesto y sin novia, sin compañera, que provocará en Pablo que se vaya dando cuenta de la dependencia que tenía respecto a ella. Pero, como siempre en estos casos, ya es demasiado tarde para ellos, ¿o no?

Rafael, otro aspirante, esta vez a filósofo, será como la sombra que sigue a Pablo constantemente, el que no se siente aludido nunca del rechazo que le dispensa su amigo a la fuerza, el que intentará hacer ver a “Pablito” la bondad de la vida y demostrarle que son almas gemelas que pasan por las mismas situaciones y penurias. Y, después de la ruptura (también) con su novia, se instalará en el piso de Pablo de manera digamos ¿“indefinida”? Es otro de los que se sienten satisfechos constantemente de sí mismos, que no reconocen los fracasos cuando los tienen delante de sus narices, llevando el concepto de egocentrismo elevado hasta su máxima potencia, pero que, al mismo tiempo, es capaz de demostrar una evidente debilidad interior y de inseguridad en sí mismo. El eterno tema de la doble personalidad, o aparentar lo que realmente no es para mantener una coraza que lo proteja externamente aunque se derrumbe por su propia debilidad interna.

Y, el Marmota, es el cuarto en discordia. Recomendado por un compañero de curro de Pablo, será el que sustituya a Marta una vez ésta se vaya de su piso, para poder llegar a fin de mes dentro de una economía precaria y casi de “subsistencia”. Es lo que se denomina “vivir al día”, como buenamente se pueda. El Marmota es pasivo, desastroso, “rey” de los eructos, indiferente ante la vida, aunque será él el causante de que, finalmente, Rafael se instale también como inquilino en el piso de Pablo. De los cuatro protagonistas, es el que tiene un papel menos importante en este drama, llegando a ser un simple “hombre objeto” necesario para redondear la historia que se nos quiere contar.

Luego, ya aparecen una serie de personajes, desde sus compañeros de trabajo en Krazy Rat Burger, pasando por su representante “en off”, la exnovia de Rafael que siempre sataniza al “pobre” de Pablo, hasta llegar a Sebastián, el propietario del café-bar que frecuenta Pablo, que es el típico barman que conoce a Pablo mejor que él mismo, y sin olvidarnos de los diferentes profesores, colegas y directores, conformando todos ellos el mosaico donde se mueve nuestro protagonista, que posibilitan el desarrollo de nuestra historia y son los que se moverán al son (o no) del que se mueva Pablo.

Max Vento consigue una obra redonda, donde con una prosa clara y directa, y un dibujo sencillo y expresivo, acompañado por el uso de un simple bitono necesario para dar profundidad a las diferentes escenas que conforman este pseudodiario/monólogo, hace creíble las diferentes vicisitudes que le ocurren a nuestro Pablo, y que se puede extrapolar en cualquiera de nosotros. Al fin y a la postre todos somos actores aspirantes en la comedia o el drama que es la vida.

Pues nada, después de otra de mis innumerables verborreas de “filosofía barata”, os dejo con Actor Aspirante. Que se levante el telón y comience la función. Que ustedes lo disfruten.

Y también podéis leer la entrevista que los chicos de Dolmen le hacen al autor a raiz de la publicación de esta obra por la editorial: http://www.dolmeneditorial.com/noticias_ficha.php?IdNot=173

Un saludo cordial.
EduXabi

Pincha aquí para ver la reseña en su contexto original.


Subiré más reseñas en los próximos días.

Pinup para LOS REYES ELFOS: HISTORIAS DE FAERIE 2

He aquí mi pequeña contribución en forma de ilustración al segundo volumen de Los Reyes Elfos: Historias de Faerie que será publicado por Dolmen.


Para más información sobre esta obra haced click aquí.

9/5/08

Día del Dibujo


El próximo siete de Junio es el Día del Dibujo, un evento de proporciones mundiales. Así que todos a afilar los lápices y a ponerse en faena por el bien del ARTE.

Pincha aquí para obtener más información acerca del Drawing Day 2008

8/5/08

El boom de los tebeos

Se habla mucho en los medios especializados (y en los no tan especializados) del boom de los tebeos. No quisiera ser pesimista pero me da la impresión que de esta presunta moda nos estamos dando cuenta los que estamos dentro del mundillo seamos autores o aficionados. La gente ajena al medio pone cara de poker cuando se le pregunta. "¿Cómics?", responden, como si no supieran qué significa la palabra. Esto no quiere decir que se vaya en mal camino ni mucho menos. Pero creo que habrá de pasar mucho tiempo hasta que el ciudadano medio se percate de boom.

Cuaderno de Apuntes 1



Tener un cuaderno de apuntes es algo relativamente reciente para mí. Lo utilizo para conservar todos esos garabatos que antes dibujaba en hojas sueltas que perdía irremediablemente. No se trata tanto de conseguir grandes resultados como de romper mano, probar nuevas técnicas y, sobretodo, divertirse dibujando. Ahí van un par de apuntes que hice en una cafetería.

7/5/08

Kirby, King of Comics

Como dibujante me resulta muy interesante conocer el trabajo de cocina de los grandes autores, el proceso creativo que les llevó al resultado final, la técnica elegida, los arrepentimientos... Tener acceso a este material es, en cierta medida, penetrar en la mente del artista.
Recientemente ha salido un nuevo libro sobre Jack Kirby con un gran número de reproducciones de planchas originales, de su trabajo a lápiz (que no es fácil de encontrar) y otras curiosidades que nos permitirán conocer más de cerca al maestro. Por cierto, el prólogo lo firma Neil Gaiman.

Y mientras espero para hacerme con un ejemplar, hojeo con curiosidad el libro The Art of Bone de Jeff Smith, que revela la historia que hay detrás de muchas de las páginas del popular personaje. Un verdadero manual para dibujantes de cómics.

5/5/08

The Munny Show

En Star Clipper Comics, la librería especializada de St. Louis por excelencia, se puede admirar desde hace un par de semanas una exposición de Munnys a cargo de un puñado de artistas locales. Muchas de estas figuras están en venta aunque su precio es, quizás, tan desorbitado como la imaginación sus creadores.









Si queréis saber más acerca de este divertido juguete de diseño pinchad aquí.

4/5/08

Free Comic Book Day


El primer sábado de Mayo las librerías especializadas de EEUU regalan cómics. Sí, tal y como suena: regalan. Normalmente hasta tres por persona de entre una selección en la que podemos encontrar de todo: superhéroes, costumbrismo, aventuras, acción, humor... A este evento anual se le conoce como Free Comic Book Day y se concibió para promocionar el cómic entre los no habituales. ¡A ver si a España llega esta excelente iniciativa!

Picha aquí para ir a la web de Free Comic Book Day. Contiene una lista de los cómics que se regalaban este año. Una interesante selección.

1/5/08

John Hendrix

Hace unos meses una librería local de St. Louis expuso una serie de ilustraciones en acuarela de John Hendrix. Fue entonces cuando descubrí el trabajo de este joven artista nacido en St. Louis y formado en Kansas City y Nueva York. La visita a su página web es más que recomendable para admirar su sentido de la composición y su envidiable técnica.




También os recomiendo que visitéis su blog "Drawing on Deadline" (dibujando con fecha de entrega).